El Viacrucis de una Cajera en una Tienda en medio del CORONAVIRUS

Por estos días, en medio del pánico y la incertidumbre generada por la pandemia del COVID19 o Coronavirus, nos vemos expuestos a medidas restrictivas que nos hace correr hacia los supermercados a proveernos de artículos de primera necesidad (Granos, Enlatados, Conservas, Papel Higiénico 😮 ), superando la capacidad operativa instalada de estas tiendas y disparando la demanda de muchas categorías de artículos, ocasionando roturas de inventarios (agotados) que tardan en resurtirse por que su distribución está sujeta a parámetros de resurtido normales.

Pero bueno, no vengo a hablarles del sistema de resurtido, ni de los productos de alta demanda en estos días, ni siquiera de la cuarentena obligatoria de algunos países o el aislamiento preventivo… suficiente información sobre el Coronavirus o COVID19 ya hay en todos los medios de comunicación existentes.

Solo vengo a narrarles la vivencia de una cajera de un supermercado agobiada por la gran afluencia (desbordada) de clientes y con algunos casos curiosos… 😉

Así que aquí vamos…

Un día en los zapatos de una cajera de supermercado en días del coronavirus

Hoy me llama mi supervisora. Me pregunta si puedo ir el día de mañana, de 9 a.m. a 3 p.m. porque (cito textualmente):

“es el fin del mundo

Digo que sí, y voy.

La situación es bastante desalentadora, pero NADA comparado con lo que se nos vino encima los días siguientes.

Me entero por el grupo de Whatsapp de mis compañeras que una cajera del turno de la tarde está de vacaciones y que la empresa NO va a mandar a nadie. Solo son 3 cajeras, así que me ofrezco a cubrirla.

Por tanto, mi horario pasa a ser de 9 a.m. a 3 p.m. y de 5:45 p.m. al cierre. Tal y como ha sucedido todo, ese horario ha pasado a ser desde las 8.20 a.m. – 3:15 p.m. y 5:15p.m. – 10 p.m. Y así como me tocó a mi vaya uno a saber a cuántos compañeros del sector más.

Por lo que habrán visto en las redes sociales, te debes hacer hacer una idea del CAOS que habita en los supermercados en estos días. Pero créanme cuando les digo que es una verdadera TORTURA para nosotros.

Estar tantísimas horas de pie, expuesta al virus que ha llegado al país, ya no solo con el cansancio que esto supone, sino porque además, sumemosle:

-La poca paciencia de la gente

-Tu propia poca paciencia, NI MÁS FALTABA

-El pendejo de turno que te viene a toser o estornudar en la cara a propósito (aunque no lo creas es cierto)

-Las señoras que no paran de preguntar si van a llegar los yogures de Alpina SEÑORA TÓMESE UNO DE COLANTA o de la ALQUERÍA!!!

-Los que te preguntan si, literalmente, ‘tenemos pensado reponer’ a ver señor, tenemos las estanterías vacías para que les dé el aire, sabes.

-La gran cantidad de mercancía que llega pero la imposibilidad de surtir por estar todos en los puestos de pago.

-El teléfono sonando sin parar (personas preguntando que si les vamos a llevar su pedido o qué, no señor me voy a comer su papel higiénico)

-La gente que no pesa las cosas en la sección de frutas y verduras, y pretende que vayas tú a hacerlo. Acomodaditos si no!!!

-‘¿Pero el supermercado no cierra, no?’ No Señora, ASÍ QUE DEJEN DE VENIR EN MASA!!!

-La gente que no sabe hacer cola.

-El repartidor haciendo 14 horas diarias, llevando bolsas de mercado a un 5º piso sin ascensor.

-Las ganas de llorar constantes.

-Las uñas rotas.

-Los comentarios de ‘Les subirán el sueldo, no? Jeje’ Jajá, qué ingenuo eres amigo.

-Las señoras que se empeñan en pagarte 20.000 pesos en monedas de 100 con una cola de 20 metros.

-El no poder tomarte un descanso porque el supermercado está a reventar, ni siquiera para ir al baño. Dios mío, el hambre me va a matar!!!

-Las líneas caídas (lo que supone que no se pueda pagar con tarjeta).

-Las mañas de la gente para empacar QUÉ IMPORTA QUE EL POLLO VAYA CON EL PAN, NO ME JODAS, HAZLO TÚ.

-La gente ignorante que insiste en que no pasa nada -‘huy estamos todos locos, qué histeria’ : Mija llevas un carro de 2 metros de altura, no me vengas con que es tu compra de la semana (porque lo dicen TODOS).

-La gente que pide cosas de la bodega (para no llevárselas luego)

-El abandono por parte de los jefes (un email para todos con un ‘buen trabajo chicos, no sé ni cómo ni cuándo pero intentaré compensarlos’)

-‘Mira no teneis pasta en el estante’ VAYA SEÑORA ES USTED PERSPICAZ

-El puto papel higiénico, es que el Coronavirus da soltura de estómago o qué?

-El no dormir bien porque oyes el ‘clin, clin, clin’ del SCANNER de la caja registradora.

-Los sarpullidos en las manos de usar guantes para evitar el contagio con las monedas de la señora de los $20.000 😡

-La nula distancia entre la gente porque entre personas y carros, no se puede circular.

Y seguro que dejo mil cosas más en el tintero. Pero les juro que estos días están siendo totalmente irreales. Es indescriptible. No sé cómo transmitirles lo que sentimos los trabajadores de supermercado.

A pesar de que, como les he contado, la gente es imbécil, hay también muchísimos seres de luz (ya sabéis que se suele notar antes lo malo que lo bueno).

Esas personas que te recogen los carros. Las personas que te sonríen y te dicen ¡ánimo!. Esas personas que te ayudan a empacar. Esas personas que no obstaculizan tu trabajo, que te disculpan si te equivocas. Les estamos eternamente agradecidos.

Recomendaciones para mercar en días del coronavirus

Bueno amigos, para terminar me permito entonces recomendar a todos los consumidores los siguientes consejos para ir a mercar en esta época.

  • Vaya a comprar solo una persona por familia
  • Eviten que las personas de la tercera edad sea esa persona
  • No lleven niños
  • Guarda mínimo un metro (ojala dos) de distancia con los demás.
  • Intenta pagar con tarjeta para evitar al máximo el contacto con los cajeros
  • Utiliza guantes y botalos al finalizar tu compra, recuerda que otras personas probablemente con coronavirus hayan tocado esos productos.

Nelson Chacón

Soy autor y fundador de este blog, actividad que comencé a hacer para compartir toda mi experiencia en el RETAIL y el emprendimiento de nuevos negocios. Ayudando a emprendedores, profesionales, comerciantes y estudiantes en todo lo relacionado con herramientas e indicadores de gestión para un mejor entendimiento y control de sus empresas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: