Cuándo montar tu negocio, el momento oportuno. (5)

Esta guía llega hoy a su quinta entrega y el número de seguidores de esta página y las personas alcanzadas por redes sociales sigue creciendo de manera importante y manifestando su interés en toda la información que este blog les pretende brindar.

Vamos a hablar hoy de algo que muchas veces no es considerado como una variable importante o determinante a la hora de planear el montaje de una tienda o negocio, vamos a hablar del CUÁNDO.

La gran mayoría de personas, como comentaba en la primera entrega de esta guía, sale a buscar un local para montar su negocio y si lo llega a encontrar con las características que cree que son las ideales, hace papeles con el propietario o empresa inmobiliaria y procede a adecuarlo y abrirlo en el menor tiempo posible, ya que su idea es comenzar lo antes posible a generar ingresos, y no digo que esto no sea importante, y más cuando ya los gastos han comenzado a correr, pero existe un momento oportuno para hacerlo, así no le des la importancia adecuada.

¿Te has fijado por ejemplo en las fechas de apertura o inauguración de las tiendas de las grandes cadenas? Siempre tienen una razón de ser, normalmente ligadas a los calendarios comerciales o fechas especiales del año. Y así no hayan fechas transcendentales en un periodo determinado, podrás ver que ninguna abre por primera vez sus puertas un domingo por ejemplo o en plena celebración de los carnavales de Barranquilla a menos que sea un sitio de rumba o algo parecido.

Todas ellas tienen alguna razón especifica del porqué definieron esa fecha para su apertura, semanas antes de la navidad, semanas antes del inicio de las vacaciones, o antes del inicio de unas festividades emblemáticas de la ciudad, todo esto ligado a su objeto social.

Es así como una papelería encontrará su potencial asociado al inicio de la temporada estudiantil o regreso de vacaciones, una tienda de disfraces para las fechas de halloween, pero hay otros negocios que podría ser muy difícil ligarlos a este tipo de fechas y que por lo tanto daría igual cuando abrirlos, mucho ojo con esto.

Si por ejemplo estás en un país que tiene las cuatro estaciones del año, como España por ejemplo, y decides abrir una heladería en pleno invierno o una boutique en pleno verano cuando todos se van de vacaciones y queda la ciudad vacía.

Quiero con esto hacerte caer en cuenta que la fecha de apertura es un factor importante y determinante para el éxito de tu negocio. Hace algunos meses publiqué algo relacionado con el calendario de festividades patrias y fiestas santas de Colombia para que sirviera de guía para la elaboración del calendario comercial de una tienda, quizás también te sirva para determinar una fecha de apertura.

Calendario Comercial

Bueno amigos, después de estos consejos espero que ya sean pocas las dudas que te queden para poner en marcha tu idea de negocio, así que manos a la obra y espero que me invites a la inauguración, quien sabe si requieras de mi ayuda la cual con todo gusto te brindaré.

¿Dónde debo montar mi negocio? (3)

Hola!!!

Te traigo hoy la tercera entrega de esta GUIA para emprender tu negocio después de haber hablado sobre el QUÉ y el CÓMO.

En esta oportunidad vamos a intentar entender un poco cómo tomar las decisiones que tienen que ver con el DÓNDE.

Este punto es bastante importante y tiene que ver con las respuestas adecuadas a una serie de preguntas como estas:

  1. ¿Dónde ubico mi negocio?
    1. Si es físico, ¿en qué local, en que barrio, en que ciudad, en un centro comercial, en la calle?
    2. Si es virtual, ¿en qué plataforma, que si gratuita, que si paga, donde la alojo?
  2. ¿Dónde están mis competidores?
  3. ¿Dónde están mis clientes?

¿Qué es lo que hace normalmente la mayoría de personas que quieren montar un negocio pequeño? Muchos consultan por Internet los locales disponibles en arriendo, otros salen por los sectores donde quisieran montarlo a mirar a ver si hay locales disponibles, otros investigan en los nuevos centros comerciales (si tienen mayor capacidad para invertir), etc.

Muy pocos,  muy escasos, se toman el trabajo de hacer un estudio de mercado para determinar si el sitio escogido o el deseado, cumple con las características exigidas para el buen desarrollo de la actividad que va a cumplir el nuevo negocio.

Así que toman decisiones erradas, terminan comprometiéndose con un contrato de arrendamiento por un año, hacen la inversión y a los pocos meses se dan cuenta que el negocio está mal ubicado, terminan disolviendo el contrato y asumiendo la multa por esta cancelación o en el peor de los casos han comprado el local y pueden terminar vendiéndolo aun perdiendo dinero.

Si quieres saber cómo hacer un estudio de mercado incluso por ti mismo para que no tengas que contratar a alguien, lee el siguiente artículo de mi blog:

“ESTUDIO DE MERCADO”

Algunas características que debes analizar y tener presente a la hora de determinar la ubicación y el montaje de tu negocio si tu decisión es que sea offline, serían:

  1. ¿La población de los alrededores es del target de clientes que necesita mi tienda?
  2. ¿Su nivel de ingresos es el adecuado para el tipo de productos que voy a ofrecer?
  3. ¿Mis competidores muestran un buen comportamiento en afluencia de consumidores?
  4. ¿Los precios de la competencia son competitivos? ¿Es rentable manejar precios similares?
  5. ¿El nivel de servicio de mis competidores es bueno?
  6. ¿El surtido es atractivo?
  7. ¿En qué puedo diferenciarme de ellos para que los consumidores me prefieran?
  8. ¿El local tiene las dimensiones adecuadas para lo que quiero montar?
  9. ¿El local es de fácil acceso y de buena visibilidad?
  10. ¿Su precio (arriendo o compra) es aceptable para la inversión presupuestada?
  11. ¿La zona tiene buen tráfico de personas, vehículos, transporte público?
  12. ¿Si el local está en un centro comercial, este tiene buenas anclas? (Supermercados, Salas de Cine, Plazoleta de Comidas, Tienda por Departamentos)

Si el negocio es Online o Virtual, las características básicas a considerar serían:

  1. Definir un nombre y adquirir un dominio que identifique tu tienda
  2. Selecciona una empresa de hosting para alojar tu pagina
  3. Escoge un CMS (Sistema Gestor de Contenidos)
  4. Definir los medios por los cuales los clientes harán sus pagos
  5. Añadir un blog para atraer tráfico y difundir a través de redes sociales
  6. Montar una buena vitrina (catálogo de productos) con muy buenas fotografías
  7. Diseñar un buen sistema de entrega de pedidos
  8. Y crear un canal de comunicación permanente con los clientes.

En el próximo post vamos a resolver las dudas con respecto al CUANTO, espera esta cuarta entrega para que vayamos avanzando en ese proyecto o idea que tienes de emprender por ti mismo tu propio negocio.

No olvides seguirme para mantenerte actualizado.

¿Cómo hago para montar un negocio? (2)

Luego de la gran acogida desde hace solo unos pocos días de la publicación de la primera entrega de esta guía para la creación y puesta en marcha de tu negocio, la cual trata sobre cómo generar o encontrar la idea adecuada para tu deseo de emprendimiento, ha llegado el momento de hablar de la segunda palabra clave después del QUÉ y esa palabra es el CÓMO.

Y es aquí donde te comienzan a asaltar una gran cantidad de dudas e inquietudes:

  • ¿Cómo conviertes esa idea en algo sólido?
  • ¿Cómo debe ser este negocio?
  • ¿Cómo constituyes la empresa?
  • ¿Cómo la vas a financiar?
  • ¿Cómo lo vas a llamar?

Aquí muchos pensarán que lo más conveniente es realizar tu plan de negocios, pero como no pienso complicarte la vida, el plan de negocios es esencial e insustituible si y solo si necesitas un inversor o un patrocinador de tu proyecto.

Así que por el momento olvidémonos de esto (guías para realizar Planes de Negocios encuentras muchas en Internet) y centrémonos en lo esencial y básico para ir dándole forma a tu idea, aquella qué en el ejercicio recomendado en la publicación anterior, fue la ganadora.

Esa idea entonces lleva inmersa una serie de variables que debemos comenzar a validar para de una vez determinar la viabilidad de tu negocio, para esto, debes de dar respuesta a estas preguntas:

Muchas de estas preguntas están enlazadas a un link que te enseñará a resolverlas de una manera práctica y didáctica.

Debes encontrar las respuestas correctas a todos los interrogantes que te surjan para después ir plasmando en el papel los distintos escenarios (pesimista, conservador y optimista) para determinar la viabilidad financiera de la empresa, yo siempre planteo el más ácido posible, ese me da la tranquilidad de que si un escenario pesimista es capaz de lograr mínimo el punto de equilibrio entonces el riesgo a correr no es preocupante y más bien me da tranquilidad.

Tratemos entonces, sin conocer cuál es tu idea de negocio, de resolver algunas de las inquietudes planteadas al principio.

Comencemos a eliminar algunas inquietudes que de manera práctica tú tendrás que definir de acuerdo con tus posibilidades y opciones a la mano, por ejemplo:

  • Constitución de la Empresa: Dependiendo el país donde residas, existe un ente encargado de brindar la información necesaria para que constituyas tu empresa con todas las de la ley, todo lo puedes encontrar en internet, Mr. Google te ayudará. Aquí mismo puedes consultar si es necesario algunos otros tramites como licencias o permisos para el funcionamiento del negocio.
  • Financiamiento: Lo ideal sería contar con tus propios recursos, de lo contrario tendrías que buscar un socio, un préstamo, un patrocinio, un capital semilla, etc.
  • Tipo de Negocio: Partiendo de tu idea deberás definir si lo que vas a comercializar se presta para venderlo en una tienda física, una virtual o ambas. Hoy la gran mayoría de empresas offline están incursionando en el mercado online, pero no todas las tiendas virtuales pueden incursionar en el terreno físico.
  • Mobiliario: Si es Online, pues no necesitas invertir en adecuaciones de un local, pero si es físico, debes analizar tus necesidades de acuerdo al tamaño, orientación del negocio, tipo de productos, etc.
  • Producto: Al tener tu idea clara del negocio que quieres, debes entonces definir exactamente los productos y comenzar contactar a productores o comercializadores para negociar con ellos las condiciones en las cuales los adquirirás.
  • Tecnología: Qué software necesitarás para el manejo de la información, registros, contabilidad y los equipos necesarios para esto como Registradoras (POS), servidor, computador, etc.
  • Personal: Cuantas personas y en que cargos necesitarás (Contador, Cajero, Servicio al Cliente, Vendedor, etc.)

El tema es tan largo o tan corto como ambicioso sea tu proyecto y para poder ser más precisos en la información necesitaríamos trabajar con ideas definidas y no tan genéricas como las que trato de explicar aquí.

Pero no obstante, espero que toda esta información te sea de mucha ayuda y como punto de partida para ir dándole forma a tu emprendimiento.

Espera la próxima publicación donde trataremos varios punto importantes que tienen que ver con otra palabra clave y es el DONDE.

Hacer mercado ¿Qué tan fácil o difícil puede ser?

Lo fácil o difícil que se le haga a un cliente hacer su mercado en tu tienda depende estrictamente de ti y de la definición de tu tipo de negocio o formato, analizando el resultado de tu estudio de mercado y todas las variables allí especificadas, lo que ofrecen tus competidores y lo que desean los clientes de dicha zona.

Los gustos de los clientes son diversos y por lo tanto será muy difícil complacerlos a todos, hay algunos que les gusta la cercanía para poder realizar sus compras diarias de lo más básico, hay algunos que prefieren tiendas no muy grandes para no demorarse mucho haciendo su mercado, hay otros que las prefieren grandes porque disfrutan de tener muchas alternativas a la mano, lo esencial es brindarle lo que necesite el cliente a quien hayas definido como tu cliente objetivo. Esa orientación es básica por que hace que  tus esfuerzos se concentren en un solo fin y que no termines disparando para todos lados y al final termines no pegándole a nada.

Desde mi punto de vista y mi experiencia en el medio, creo que hay unos aspectos esenciales y básicos para todos los tipos de negocios y que debes tener muy presentes para que la experiencia de este sea gratificante.

  1. Parqueaderos: Es nuestro primer contacto con la tienda, debe ser de muy fácil acceso, con suficientes cupos disponibles (ahora hay un sistema de luces rojas y verdes con sensores que te indican si hay espacio disponible o no), bien señalizado, buena iluminación, que si te bajas del carro sepas hacia dónde dirigirte para acceder al piso de ventas y que luego al regresar sea fácil identificar donde lo dejaste y por último algo súper importante que sea GRATIS, hoy muchos centros comerciales, por no decir todos, han convertido el parqueadero en otro negocio más.
  2. Carros Autoservicio: Aseados, limpios, suficientes, en buenas condiciones, alineados, bien ubicados, a la mano y de todos los tipos posibles (para niños, para compras pequeñas, para mercados grandes, para personas discapacitadas), canastillas.
  3. Circulación: Pasillos despejados, sin obstrucciones, bien señalizados, con buena iluminación, amplios.
  4. Productos: Sin agotados básicos, bien marcados, sin vencimientos, adecuados en tamaños, referencias y precio para tu tipo de clientela.
  5. Puestos de pago: Suficientes, abiertos, aseados, con empacadores, con suficiente cambio para billetes de alta denominación, con personal ágil y
  6. Medios de pago: Con todas las facilidades de pago disponibles en el mercado, recibo de tarjetas débito, crédito, bonos, cheques, divisas extranjeras, etc.
  7. Cambios de Mercancía: Sin obstáculos, ágiles, sin dificultades, con personal autónomo, que pueda tomar decisiones.

En mi caso particular, en nuestra familia, preferimos un supermercado pequeño, con no muchas referencias pero si con las marcas que preferimos, lo cual nos permite una compra rápida y de todo lo básico, ubicado muy cerca del hogar y con buen servicio y excelente precio, no necesitamos más.

La diversidad de formatos hoy existentes en el mercado te brinda, como consumidor, muchas opciones para que termines escogiendo tu preferido o tus preferidos, porque es de saber que también encontramos clientes que les gusta comprar los productos perecederos en un sitio y los no perecederos en otro, alternativas no faltan.

¿Cómo hago un Estudio de Mercado?

Quieres montar un negocio o una sucursal de uno ya existente, has estado analizando donde hacerlo y te has encontrado con un proyecto de un Centro Comercial que te ha llamado mucho la atención, averiguas sobre él y la idea te ha entusiasmado.

Sin embargo, como es un negocio que demanda una gran inversión, decides contratar un Estudio de Mercado.

5 pasos para hacer un Estudio de Mercado

  1. Recoger información: En este primer paso, se debe recopilar toda la información sobre el sector, para esto, es bueno dirigirse a Asociaciones de Empresarios, Organismos Oficiales, Cámaras de Comercio, Departamentos de Estadística, páginas web de tus competidores y revistas especializadas en el sector.
  2. Observación directa: Para hacer esta tarea, la cual busca detectar qué está pasando en el mercado, se debe hacer lo siguiente:
    • Toma de cifras relativas al tráfico del punto donde se va a instalar el negocio.
    • Comportamiento de ese tráfico en los competidores.
    • Análisis del tipo de cliente de la competencia.
  3. Entrevistas y Encuestas: Este paso es esencial para ampliar el conocimiento sobre el cliente. Para esto existen varias herramientas como Grupos de Discusión, Encuestas Físicas y Online, Entrevistas y Paneles de Clientes.
  4. Investigación y Análisis de Competencia: Lo mejor es realizar un Análisis DOFA, para esto, se pueden hacer 4 actividades básicas.
    • Visita Presencial
    • Visita a la WEB y Redes Sociales
    • Análisis de los Lideres del Mercado
    • Informes y Perfiles de las Empresas
  5. Definición del cliente objetivo: Luego de avanzar en los puntos anteriores, la información debe permitir la identificación de los nichos de mercado debido a las características comunes halladas.

Cuando recibes y te socializan los resultados de ese estudio, no son nada alentadores, existen muchas barreras físicas y naturales que limitarían las zonas de influencia tanto del Centro Comercial como de tu negocio, el flujo de clientes es muy bajo y generar el tráfico suficiente sería demasiado costoso y hasta infructuoso. Además, hay otras condiciones con respecto a los competidores que te ponen en franca desventaja.

Y aquí viene el desastre!!!

Decides hacer caso omiso de ese estudio, te dejas entusiasmar por los vendedores del proyecto del Centro Comercial y tomas la determinación de hacerlo ahí.

Bueno, que se puede esperar de esto, compras tu local, lo adecuas, lo adaptas, contratas el personal, te llega el mobiliario, te llega la mercancía, divulgas por varios medios tu próxima apertura, inauguras el negocio y te pones a esperar que tus clientes entren… pero que problema, el Centro Comercial aun no está listo, no han podido vender todos los locales, los que compraron todavía no pueden abrir, la poca gente que quiere entrar a tu negocio tiene que tragar polvo para poder hacerlo, QUE MAL INICIO.

Poco a poco van inaugurando los otros negocios, comienzas a darte cuenta que ninguno es de marcas reconocidas que tengan la capacidad de generar tráfico, dependen de anclas como los cinemas, plazoleta de comidas, un supermercado.

Pasado un año el Centro Comercial está en un nivel de ocupación del 60%, tus ventas son muy malas, tu Punto de Equilibrio lejos de alcanzar, has tenido que recortar personal y disminuir al máximo tus costos de operación para poder medio sostenerte.

Tiempo después, los pocos negocios de renombre que llegaron deciden irse, no aguantaron y tú comienzas a pensar en la retirada.

Al final, por fin te atreves a pronunciar lo que hacía mucho tiempo daba vueltas en tu cabeza: ¿Por qué razón no le hice caso al estudio de mercado?

¿Esta historia te es familiar? ¿Conoces algún caso de estos? Te invito a que lo compartas con nosotros.